La caja de ideas de oria: Soria, Madrid, Islandia, Nueva York…

Archivo para 29/07/2009

Currando en Madrid

Pues sí, tanto silencio y resulta que desde el miércoles estoy trabajando en Madrid. La verdad es que me siento afortunada teniendo en cuenta que durante el verano el mercado laboral se para y que hay sectores económicos estancados debido a la crisis. Por eso cuando llegué a España y una amiga me dijo que iban a contratar personal en la Biblioteca de Soria me apunté en el paro ya que era un requisito indispensable. Lo que no me esperaba es que me llegaran dos ofertas: para la biblioteca y para el archivo.  Como curiosidad en ambas cartas venía como persona de contacto el Presidente de la Diputación de Soria. Esto me mosqueó porque si casi siempre me entrevistan mis futuros compañeros de trabajo por lo complejo de mi sector no sé que tipo de entrevista iba a hacerme un político que dudo que sepa de la existencia de la carrera universitaria de Biblioteconomía y Documentación. Mientras llegaba el día de las pruebas del  proceso de selección seguí mandando currículums y me presenté a las pruebas del ICEX y de la Cámara de Comercio de Madrid. Ninguna de estas dos las pasé pero me llamaron de alguna empresa.

De las pruebas de selección para el archivo salí muy malhumorada. Sin explicarnos las características de la oferta de empleo (que no venían en la carta del INEM) nos dieron un folio donde teníamos que escribir unas definiciones y nos recogieron el currículum. Pregunté si las plazas eran para Soria capital y me dijeron que sólo dos de cuatro. En el test que nos hicieron para las plazas de biblioteca nos explicaron las características de ambos puestos con su salario ya que “algunas personas que se presentaban estaban también en el proceso de selección del archivo”. Supongo que tienen tan metido en la cabeza que hay que opositar para trabajar en la Administración que no saben hablar ni comunicarse y que sólo consideran un examen escrito como prueba objetiva válida para adjudicar plazas temporales en la Administración.

Por contra, el proceso de selección que estaba llevando a cabo en la empresa privada fue completamente distinto. Primero me entrevistó el personal de recursos humanos donde expliqué mi currículum, el porque de tanta variedad de empresas y me preguntaron si sabía que era un tesauro y si sabía algo de desambiguación. Le contesté que nunca había elaborado un tesauro de principio a fin (aunque en la asignatura de Lenguajes Documentales de la Diplomatura si que hicimos uno) pero que había ayudado en corregir alguno y que en mi trabajo siempre hay que ser muy exacto con la terminología que se usa para evitar errores semánticos. Además tuve que ordenar cuatro palabras según el orden de preferencia en mi vida. Esto es una chorrada de recursos humanos y que lo que importa es que sepas explicar porque has dado más importancia a una palabra u otra. La segunda entrevista fue una charla amena con el jefe de proyecto. Me estuvo explicando en que consistiría mi trabajo y me puso en su portátil una conferencia que hay en la base de datos TED (no recuerdo el nombre del autor) donde quedé de “superenterada” al reconocer la página web ya que Pablo alguna vez ha colgado alguna charla de esta página en su blog personal. Esta persona en un momento dado empezó a dar a entender que me iba a contratar por lo que le pregunté si era algo ya seguro o no. Y me dijo que por él me contrataba a mi y a otra persona pero que faltaba ver la decisión del gestor.

El mismo día que iba a la Diputación de Soria publicaba en su tablón de anuncios la adjudicación de las 7 plazas para biblioteca y 4 para archivos me llamaban por teléfono para decirme que me ofrecían trabajar con ellos. Me quedé algo chafada porque en la oferta de Infojobs ponía que era contrato indefinido y me estaban ofreciendo contrato de obra y servicio. Cuando fui a preguntar a la Diputación de Soria que tenía que hacer para rechazar una plaza me miraron con desdén al atreverme si quiera a plantearme tamaña aberración.  Rechacé estas plazas porque eran contratos temporales, iba a tener que trabajar en pueblos cuando las carreteras de Soria no son seguras por los animales y monetariamente eran muy parecidas a la oferta de Madrid. Ese fin de semana consulté las características de los tipos de contrato laborales que existen y el lunes les dije que prefería que me hicieran un contrato temporal para demostrar que yo era válida y como obliga la ley me hicieran indefinida pasado un año.  Remarqué además que habían faltado a su palabra. Me tuvieron varios días mareándome y hasta intentaron bajarme el sueldo que me habían dicho al principio porque resultaba muy cara. A esto último me negué rotundamente y me dio la sensación que por recursos humanos sólo hacían de portavoces del gestor de la empresa y que hasta apoyaban que me negara. Al final me salí con la mía y conseguí un contrato indefinido con 6 meses de prueba (lo máximo que marca la ley).

El miércoles pasado empecé a trabajar en una empresa del sector de nuevas tecnologías e Internet con nombre friki: Paradigma Tecnológico. Además, por primera vez mis padres podrán pronunciar correctamente el nombre de donde voy a trabajar.  Ahora no sólo tengo que demostrar que valgo sino que además se den cuenta que en una empresa como la suya hacen falta documentalistas ya que soy la primera que contratan.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.116 seguidores

%d personas les gusta esto: