Publicado en Uncategorized

Viaje a Finlandia

Si no alimento mi ego (este blog) reviento. La pasada Semana Santa yendo camino Soria pasé de largo y me fui a Finlandia a ver a un agostizo (entre los amigos es como llamamos coloquialmente a los que sólo vuelven a la provincia de Soria en agosto y a veces en Semana Santa o algún puente) que está allí de Erasmus.

Lo primero que me llamó la atención es la cantidad de nieve que aún había cuando estábamos ya en marzo. Pero se andaba bastante bien por las calles ya que había pequeñas piedras para que no se formara hielo, aunque según avanzó la semana el deshielo se hizo más patente y los resbalones más cotidianos. Aunque yo sólo me cai una vez y no debido al hielo, sino a un escalón que no se apreciaba por la gran cantidad de nieve.

Visité Helsinki, Savolinna y Lappeeranta (allí todo se pronuncia con acento en la primera sílaba) De finlandés solo aprendí kiitos que es gracias.

Otras cosas que me llamaron la atención fueron:

  • las señales de tráfico son más altas para que con la nieve no se queden sepultadas
  • los coches llevan ruedas especiales en invierno que llevan apliques metálicos
  • los finlandeses tienen un sentido del ritmo muy distinto al nuestro
  • beben una barbaridad, es más el finlandés se transforma tras beber unas cuantas copas
  • no se puede fumar cerca de los camareros, es más en las barras de los bares había señales de prohibido fumar, pero me explicaros que medio metro de esa señal se podía fumar
  • los idiomas oficiales son el suomi y el sueco, los erasmus se comunican en inglés, pero contrariamente a lo que se espera, fuera del ambiente universitario y del aeropuerto siempre hay que preguntar si saben inglés ya que ni taxistas, ni conductores de autobús, ni personal de trenes habla inglés. Es más te contestan en suomi (supongo)
  • hay nieve, pero no hace tanto frío como en Soria (la temperatura más baja que vi fue -6) ya que es un clima seco
  • en el super hay que fiarse del dibujo de los paquetes porque está todo en suomi. Las verduras son super llamativas a la vista, pero me dijeron que el sabor dejaba mucho que desear. No hay leche UHT, sólo fresca
  • al entrar en una casa hay que quitarse los zapatos en el espacio que hay entre la puerta y la contrapuerta

La verdad, es que me dio envidia la gran cantidad de servicios que tenían ciudades como Lappeeranta o Savolinna si tenemos en cuenta su número de habitantes, que no eran muchos más que en Soria. Si allí es posible que haya universidad, varios supermercados, variedad de tiendas incluídas franquicias conocidas, servicio de autobuses y trenes, ¿por qué estamos tan abandonados en Soria? ¿Será un problema cultural?

Anuncios

Autor:

No soy graciosa pero sí ocurrente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s