Publicado en Uncategorized

San Juan 2005: Viernes de Toros II

Este día consiste a grandes rasgos en que se torean los toros de cada cuadrilla, 6 por la mañana y otros tantos por la tarde. Cada toro lleva un cachirulo en el lomo con el distintivo de cada cuadrilla (ojo, no es el pañuelo de las fiestas de El Pilar) y se le ponen dos banderillas de lujo junto con las típicas. Pero lo interensante es lo que sucede a su alrededor, yo por ejemplo sólo he visto toros muertos este año ya que no me asomé a ver ninguna corrida.

El Viernes de Toros la Rota de Calatañazor y aledaños de la plaza de toros “La Chata ” de Soria estaba llena hasta reventar. La mayor parte de la gente disfrazada y es que el Viernes de Toros son los auténticos carnavales en Soria. Como siempre muchos tíos vestido de mujeres, los más originales este año fueron unos chicos que se pusieron un vikini y antes de que los toreros dieran la vuelta al ruedo extendieron sus toallas en el ruedo y con su cremita de sol ahí se plantaron un ratito.

La gente se la ingenia cada vez mejor para llevar ese día mucha bebida fresquita (carritos del super forrados con aislante, neveras con ruedas) aunque siempre está la opción sencilla: dejar el coche bomba (con la bebida) aparcado en los aledaños para ir a cargar durante el día. Unos decidieron ponerle ruedas a una bañera con alcachofa incluída y cuando se les acababa el agua (debido a que la gente se la llevaba con ellos al ser “invitados” a darse un remojón) abrían una boca de riego de la calle y a llenarla otra vez.

Como siempre entre toro y toro la parroquia saltaba al ruedo mientras por megafonía se invitaba a que lo abandonáramos. Como el año pasado el toro no se lo llevaban por donde es costumbre ya que por ahí sale la mayor parte de la gente y al caballo le costaba salir, además de que era peligroso ya que no sería la primera vez que a alguien le pilla un toro muerto.

La manguera donde antaño lavaban al toro antes de subirlo al camión estaba muy solicitada por los muchachos que se dedican a refrescar a todo el que se acerca voluntaria o involuntariamente. Yo no me libré, fui de las involuntarias, pero que hacer cuando un tío que te dobla en tamaño y embergadura (y eso que una no es bajita) decide que estás muy seca, al menos mi salvavidas de avión no permitió que me mojará en su totalidad y me queda el consuelo que mientras me arrastraba -literalmente- le iba mojando con mi limpiacristales. Aunque otras que llevaban un kit policial le daban con la porra -de plástico-.

La mañana daba mucha sed y como no puedo beber alcohol me bebí tres litros de nestea en vaso de litro, así que algún despistado creia que bebía whisky a palo seco o vete a saber. Mis amigos llevaban una sandiocho (sandía rellena de kalimotxo y hielo) dicen que le da buen sabor al kalimotxo pero al no tener asa a las horas resulta pesado llevarla por muy pequeña que sea.

Mi agotamiento me hizo retirarme a las 8 de la noche para descansar un ratito hasta la noche y así estaba aún la zona.

Anuncios

Autor:

No soy graciosa pero sí ocurrente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s