Publicado en Erasmus en Islandia, Personal

Treinta

Ayer fue mi cumpleaños. Cambié de decena y es curioso como los de mi quinta me preguntaban qué se siente por miedo a algo que les va a suceder a la vuelta de la esquina y cómo los más mayores me comentaban con resignación envidiosa “quien los pillara.” Quizás dentro de unos meses lo note pero la verdad que no he sentido nada diferente respecto a los días anteriores. También es gracioso que yo, que me niego a aceptar algunos papeles que se supone que van de la mano de una edad, le de tan poca importancia al paso del tiempo. Es una efeméride más. RIP a los 20 y bienvenidos los 30.

Esta efeméride quiero unirla a un vídeo que ha realizado un estudiante Erasmus en Islandia por el concurso que la Unión Europea ha convocado por el 25 aniversario del programa Erasmus. Aunque tiene música de Jónsi (cantante de Sigur Rós), banda sonora muy trillada siempre que se habla de Islandia, me ha gustado mucho su fotografía y los sentimientos que transmite.

Además os dejo el vídeo promocional que han realizado los responsables del programa Erasmus en la Unión Europea.

Entradas relacionadas:

Anuncios
Publicado en Burocracia, Erasmus en Islandia, Islandia

FAQ: Erasmus en Islandia – Alojamiento

De vez en cuando recibo consultas de personas que van o quieren ir a Islandia. Por esto, he decidido contestar en el blog como hace Reena la última contestación que he dado ya que son de preguntas bastante comunes y seguro que a más de una persona le puede resultar de ayuda en el futuro. Esta vez la consulta me viene de Solemboom, una sevillana que se va de Erasmus a Islandia el próximo agosto. Le preocupa sobre todo encontrar alojamiento antes de llegar.

Primero de todo no me has dicho a que universidad irás. Yo estuve en la Universidad de Islandia (Háskóli Íslands) y las clases empiezan a finales de agosto pero la Universidad de Reykjavik (Háskólinn í Reykjavík) empieza a principios/mediados de agosto. Yo llegué a primeros de agosto porque hice el curso de introducción al islandés pero tras la experiencia en mi año tan desastrosa con españoles e italianos no es fácil entrar ya que mostramos poco interés en general y hay prueba de nivel. Sí te recomiendo que vayas unos días antes para hacer los trámites universitarios allí como elegir asignaturas, sacarte el kennitala (Icelandic ID) o abrir cuenta del banco. En la Universidad de Islandia no todas las asignaturas se ofrecen en inglés y aunque podrás consultar las asignaturas en su listado alguna asignatura podrá desaparecer por no ser demandada o cambiar el idioma en que se imparte en el último momento. Aunque siendo de Hispánicas la mayoría de las asignaturas las darás en español, pero te lo digo por asignaturas de libre configuración u optativas que quizás tu universidad sea abierta en cuanto a convalidaciones. En la Universidad de Reykjavik todas las asignaturas son en inglés, pero siendo de Hispánicas me da que irás a la Universidad de Islandia.

El alojamiento. Considero complicado encontrar piso/habitación de alquiler desde España. Allí el idioma oficial es el islandés y funciona mucho el oído-boca. Puedes buscar en MorgunblaðiðBlaðið (en mis links islandeses podrás encontrar algún enlace interesante) pero el departamento de Relaciones Internacionales es el que se encarga de buscar alojamiento a los estudiantes de intercambio. La mayoría de las guesthouses se convierten en residencias de estudiantes de septiembre a mayo. No son como las españolas, allí no te cocinan. Son habitaciones con cocinas y baños compartidos, aunque las hay con baños individuales. Sólo te buscan un destino, si no es de tu agrado y quieres cambiarte tendrás que buscarte algo por tu cuenta. Te recomiendo que te pongas en contacto por email con el departamento de Relaciones Internacionales de tu universidad de destino para que sepan que ya has aceptado la plaza, fecha orientativa de llegada, estudios… A mi me mandaron un cuestionario para que expresara mis preferencias en cuanto a alojamiento. Aunque estaba abierta a cualquier opción les expresé mi preferencia a vivir con islandeses y si podía ser fuera de residencias de estudiantes por aquello de conocer gente local y que ya había vivido en residencia de estudiantes en Madrid. Tuve mucha suerte y viví con dos estudiantes islandesas muy majas en un piso bastante nuevo en todo el centro de la ciudad a media hora andando de la universidad pero hubo gente que le tocó con una familia o muy a las afueras de la ciudad. La gran mayoría de las guesthouses están en el centro o cerca de la Universidad de Reykjavik.

Publicado en Erasmus en Islandia, Islandia

Pago con tarjeta

El viernes por la noche fuimos a un bar que aún no había entrado: Kaffi Amsterdam. Cuando fui a pedir mi coca-cola para mezclarla con otros brebajes que llevaba escondidos, esto ya lo hacía en Madrid por salud y economía, aquí lo hago por economía, le entregué mi tarjeta de crédito para pagar y me pidió mi pasaporte o alguna identificación con foto. Tras el robo, no llevo DNI y menos pasaporte por las noches, que bastantes problemas me dio en la vuelta a España en navidades. Pero es que esto no es muy común, ya que como las tarjetas de débito/crédito islandesas llevan foto en el reverso simplemente les dan la vuelta y pasan la tarjeta por el lector con tal rapidez que te da miedo de que te rallen la banda magnética, que tampoco sería la primera. Cuando se encuentran con una extranjera simplemente fruncen el ceño, que les de alguna explicación depende de mi estado de ánimo. Pues bien, como en algunos bares te piden que demuestres tu edad (con un documento) me llevo también la tarjeta de débido islandesa que lleva el kennitala en el reverso para cuando esto me ocurre. El camarero simplemente miró la foto, no con demasiado detenimiento y me cobró. ¿Para que me lo pidió si no comprobó que los datos de ambos documentos coincidían?

Publicado en Erasmus en Islandia, Islandia

Haciendo de buena alma samaritana

El sábado por la noche me encontré un móvil tirado en el suelo totalmente destripado (es lo que tienen los Nokia cuando se caen). El movil estaba encendido, así que lo monté y mientras esperaba en la cola del 11 (un día explicaré como es la vida nocturna en Reykjavik, no tiene desperdicio) comprobé que había dos llamadas perdidas por lo que mandé un sms desde su móvil diciéndoles que el móvil lo tenían los camareros del 11. Al final, llamaron al móvil mientras esperaba y le dije que estaba en la cola del 11 y que llevaba un gorro rojo. Al rato me di la vuelta y una chica que no estaba en la cola le estaba preguntando algo a una chica con otro gorro rojo, le pregunté si era la del móvil y se lo di.

Alguno dirá que porque no me lo quedé y es que una vez que se le acabara la batería no podría hacer mucho con él porque seguro que no era libre, las teclas no funcionaban correctamente y ya he sufrido en mis carnes lo que se agradece que te devuelvan algo que has perdido y lo que es peor la sensación de que te roben. ¿Se me estará pegando el espíritu civilizado de estos vikingos? Mientras no se me pegue su comportamiento nocturno me conformo.

Publicado en Erasmus en Islandia, Islandia, Personal

Reykjavik: la tercera ciudad más cara del mundo

Según la Unidad de Inteligencia Económica Reykjavik es la tercera ciudad más cara del mundo. En el estudio anterior estaba la octava. La lista la encabeza Oslo seguida de Tokio que tiene casi los mismos puntos que Reykjavik. Por mucho que me haya acostumbrado a estos precios, la realidad es que me tengo que buscar un currillo y más con mis futuras intenciones. Pero es otra historia…

Publicado en Erasmus en Islandia, Islandia, Personal

Fin de semana

El viernes, tuvimos otro momento de comida þorrablót traído por una islandesa amiga de un madrileño. Además de los huevos y cabeza de cordero y el tiburón también trajo pescado seco y algas que se comen a lo largo de todo el año. Ella nos explicó que lo que se celebra con estas comidas es que en un tiempo pasado eran pobres y ahora se ha convertido en una tradición comiendo lo único que en aquella época tenían. Lo volví a probar todo, incluida la cabeza de cordero que la otra vez no vi por la fata de luz y lo peor es el tiburón, seguido de los huevos y las algas. El resto me gustó.

Probando la cabeza, que tiene lengua y ojo pero no sesos.

Al final el sábado se organizó una fiesta sorpresa por el cumpleaños de una mallorquina. Ella no se esperaba nada y se empeñó en preparar la tarta porque estaba más sabrosa de un día para otro. Yo desde el messenger les dije que si no encontraban forma de sacarla de casa que podíamos preparar todo en mi casa. Al final todo salió bien y como estaba muy perra llegué la última a la cena. Lo que no sabía es que además habían preparado caipivodka y caipiron. Que no era otra cosa que concentrado de limón con limones y el vodka casero del lituano que dependiendo de los polvos mágicos que le eche es vodka, ron o ginebra. Menos mal que el concentrado mató el sabor y olor original de este vodka homemade.

Tras la guerra de nata (como les gusta a los italianos estas guerras) pasó lo que todos nos olíamos teniendo en cuenta los altavoces que había traído uno de los lituanos. Vino la policía, con un furgón. Apagamos la música y cuando el policía estaba hablando con los que estaban en la puerta fumando (no se puede fumar dentro de las guesthouses) se empezó a oír una música muy fuerte de los pisos de enfrente. El policía se empezó a reír pidió que no saliéramos fuera y se fue. Se pusieron delante del balcón de donde salía la música, encendieron la sirena y con los altavoces del furgón se pusieron a hablar en islandés profundo, suponemos que pidieron que bajaran la música. Eran las 3 de la mañana.

Publicado en Erasmus en Islandia, Islandia, Personal

La falta de Yang

Empieza otro fin de semana en Reykjavik y parece que este no hay fiesta en ninguna guesthouse o similar. El sábado pasado la sangría party triunfó y aunque las notables ausencias la hacían diferente otras cosas seguían igual; como el alemán engatusando a las chicas pero recordando que tiene novia y que aunque a ti te quiere a ella la ama. Lo peor es que las mujeres a veces somos tontas y nos creemos que esta vez será la definitiva y nosotras seremos las elegidas. Mientras el chico se dedica a coleccionar besos, porque es lo único que quiere.

He echado mucho en falta a los chicos durante el fin de semana, seguramente alguna vez para ellos era simplemente su animal de compañía, pero yo me sentía cómoda con su trato. Cuando se olvidaban que estaba ahí era muy divertido oír sus opiniones sobre las tías, ver como también dudan o son débiles, pero otras su sentido común se impone y aunque una chica se insinue no se liarían con ella “porque sería como liarse con su hermana pequeña”. Puede que alguno le llame a esto prejuicio, pero si total tienes claro que es sólo un calentón tampoco hay que complicarse la vida y más si sabes que ella se puede encariñar. Por otra parte, a veces, veían las cosas mucho más claras y mientras una historia para las chicas era una movida para ellos era una tontería y no había que darle importancia. Salvo sorpresas, creo que este cuatrimestre me faltará mi yang.

Hoy es el cumpleaños de uno de los valencianos, muchísimas felicidades. Disfrutalo como tu bien sabes.

Para los siempre preocupados del tiempo islandés: el cuadro de la derecha no está estropeado, ya no hay nieve ni hielo en Reykjavik.