Publicado en Erasmus en Islandia

De vuelta en Reykjavik

Misión cumplida. He llegado a Reykjavik dentro del horario previsto. Pero no fue tan sencillo porque en mi casa nos dormimos todos y nos hemos levantado a las 9:15 cuando a las 9 teniamos que estar saliendo rumbo a Zaragoza. Pero bueno, hemos llegado al Aeropuerto de Zaragoza con una hora de antelación cagándome en la niebla del camino que nos ha hecho reducir bastante la velocidad y el avión ha salido en hora ya que no había niebla.


Abandonando España

En Londres se me han hecho eternas las 5 horas de espera y he acabado abrazada a mis maletas dando cabezadas. He visto al mismo hombre simpático que se negó a dejarme volar a España con el carnet de conducir, una fotocopia del DNI y la denuncia de robo del mismo. Mientras esperaba que llegaran las 19:00 para embarcar se me ha acercado una chica italiana que iba a Reykjavik a pasar una semana de turismo. La pobre no sabía mucho inglés y cuando le he dicho que era española se ha alegrado mucho porque hablando despacio un italiano y un español se entienden perfectamente. Al entrar al país me han preguntado las intenciones de venir a Islandia, muy americano oye, que te dan ganas de decirles una burrada; pero me he callado y le he dicho que soy una simple estudiante de intercambio. La pequeña sorpresa ha llegado al recoger las maletas ya que había desaparecido el cutre-candado que venía con mi maleta y a la italiana le faltaba un bolso peluche que llevaba atado a la suya.

La chica islandesa que venía a recogerla al aeropuerto se ha ofrecido llevarme a casa lo que ha sido un alivio porque Reykjavik está totalmente blanco y cuesta bastante arrastrar la maleta. Me ha hecho gracia hacer de guía para llegar a casa, pero he salido bien del apuro.

En casa he comprobado que el botín ha llegado entero y creo que no falta nada:

  • 1 botella de aceite
  • 1 botella de vinagre
  • embutidos cerrados al vacío (jamón serrano en lonchas y tacos, lomo embuchado y salchichón)
  • costillas enajadas cerradas al vacío
  • 3 botellas de ron moreno Cacique
  • 2 kg de lentejas
  • 1kg de garbanzos
  • 1 bote de miel soriana
  • 2 tacos de queso semicurado soriano
  • paciencias sorianas (un tipo de galleta que se chupa porque es muy dura)
  • laurel
  • té en grano

Ahora me da rabia no haber entrado un momentito al tax free, pero el hecho de ver a islandeses saliendo del mismo con televisores y que aquí no se comercializa mucho el ron moreno me ha quitado bastante las ganas y me he puesto a buscar a la italiana a ver que tal le había ido con el test de intenciones de venir a Islandia.

En los comentarios del anterior post decís que llevabais productos prohibidos en visitas a varios países y que no os dijeron nada. El problema de este país tan proteccionista es que si te toca la china y te hacen abrir la maleta al llegar te pueden requisar lo que les parezca y por ejemplo a una visita madrileña le hicieron elegir con que alcohol se quedaba ya que no le dejaban entrar con tanto alcohol.

Publicado en Erasmus en Islandia, Islandia, Personal

Historia de un largo vuelo de avión

No sé como lo hago pero con cierta frecuencia me pasa algo cuando tengo que volar y esta vez se ve que tocaba. Me equivoqué y cogí el carné de conducir en vez del pasaporte. Tras suplicar, comprobar mis datos en inmigración, recordar que en el bolso de la maleta llevaba una fotocopia del DNI que me habían robado y la copia de la comisaría de cuando me robaron me dejaron volar a Londres porque iba a estar de tránsito, pero que fuera a preguntar en cuanto llegara. Se ve que a Copenhague si que podía volar con el carnet de conducir pero a Londres me ponían muchas pegas porque allí no aceptaban ese documento. El vuelo, hasta que me dormí, tranquilo. Fue una lástima no tener la cámara de fotos porque se veía todo precioso y además lucía un sol radiante ya escondiéndose (16:00) Al llegar en Londres al enseñar la documentación que llevaba me hicieron esperar a comprobar algo por teléfono; pero finalmente me dejaron entrar en el país. Al recoger la maleta me encontré a un belga que conocía de vista de Reykjavik con el pasar la noche practicando inglés. Una vez acomodados fui a Ryanair a preguntarles si habría algún problema en llegar a España. Me dijeron que no podía volar pero que esperara al encargado. El encargado me dijo que el carnet de conducir no era válido para viajar y que necesitaba el DNI o el pasaporte y que aunque tenía lo de la policía necesitaba un salvoconducto de mi embajada que certificara que yo fuera española. Fui a información (me echaron la bronca por dar la vuelta en vez de salir por la salida), conseguí el teléfono pero no podía llamar desde mi móvil español ni islandés por lo que fui a ver si me dejaban llamar desde sus teléfonos. Volvieron a llamar al mismo encargado amargado que me miró mal por volver a la carga. Le dije si me podían mandar el pasaporte por fax; si me lo podían enviar por correo urgente a una dirección a Stansted; si podía usar un teléfono. Todo eran nos. Que tenía que ser el original, que para enviar el pasaporte tenía que usar un courier (envío de documentos urgentes) y que lo mirara por Internet y que los teléfonos del aeropuerto no funcionaban para hacer llamadas fuera del mismo. Le pregunté si me podía indicar al menos donde había teléfonos públicos, cuando viera como funcionaban ya cambiaría dinero. Las cabinas permitían hacer llamadas con la tarjeta de crédito, así que un quebradero de cabeza menos. La embajada estaba cerrada y me daban toda la información necesaria por teléfono. Les dejé mi nombre y teléfono para que se pusieran en contacto conmigo. Al volver donde estaba el belga, mientras curioseaba los horarios para llegar a Londres en autobús por si tenía que ir me llamó mi madre. Le dije que estaba en Londres y que la iba a llamar desde una cabina ahora, pero que tenía que colgar porque se me iba a acabar el saldo del móvil si hablaba con ella. Hablé un momento con el Belga y me fui a una cabina a explicar lo ocurrido a casa. El consejo del belga era siempre el mismo “think to manage” y mi mente se imaginaba a Luis Moya diciéndole a Carlos Sáinz el famoso “trata de arrancarlo”. Encendí el portátil para navegar por Internet. Había dos hotspots pero me pedían que hiciera login. Acostumbrada a la barra libre de wifi en Reykjavik esto me pareció tercermundista (al llegar a casa leí que había wifi entre la puerta 41 y el smoking point). Fui a buscar las empresas que daban línea para ver si había alguna forma para que me dieran el usuario y contraseña; pero nada. Mientras hablaba con el belga me llamó la cónsul. Ella no entendía que me hubieran dejado entrar al país pero que ahora no me dejaran abandonarlo. Me dijo que volviera a intentarlo con el cambio de turno pero que este tipo de compañías eran muy estrictos con la documentación. En esos momentos ella no podía hacerme el pasaporte porque la embajada estaba cerrada, ella no estaba en Londres y en una hora se acababa el transporte. Así que me fui a por libras y a hacerme las fotos. A las 5 volví a intentarlo pero me dijeron lo mismo que la noche anterior. Les pregunté por otro vuelo a España que saliera más tarde y el de Valladolid salía a las 13:30. Dejé la maleta en consigna, compré el billete de autobús y a las 7:15 salí rumbo a Londres. Me dormí y me sorprendió que a las 8 empezara a salir el sol acostumbrada a las 10:30 de Reykjavik. Debido a la hora punta, llegué 30 minutos tarde pero disfruté muchísimo viendo el centro de Londres mientras llegábamos a Victoria Station y aún cansada me daban ganas de quedarme a volverlo a visitar. ¡Londres me encanta! El personal de la Embajada de España muy simpáticos y el conserje bromeando me dijo si había ido a cazar cachalotes. Tenían todo preparado y fue muy rápido todo. Volví en tren para no perder tiempo. En Stansted me encontré que el vuelo a Valladolid estaba lleno y me pusieron en standby y si alguna plaza no se cubría yo la ocuparía. Hubo suerte, rehice la maleta de mano para que la facturada pesara alrededor de 15 kg. (17.1 kg. y no pagué) y a correr hasta llegar a la terminal. En unas escaleras mecánicas mandé un sms a mis padres para que salieran de casa rumbo a Valladolid porque tenía vuelo. En la cola de facturación me puse a hablar con otros Erasmus de Inglaterra e Irlanda. Todos los tópicos de cada país eran comentados. En el avión la sobremesa continuó con la situación de España: el trabajo, los estudios, los pisos, los mileuristas… A las 22 de la noche llegué a Soria.

Publicado en Erasmus en Islandia

Aurora Boreal II / Northern Ligths II

Aurora Boreal de la pasada semana. Alquilaron un coche y se fueron fuera de Reykjavik a ver la Aurora en todo su explendor. Fotos gentileza de Christo.



Northern Ligths last week. They rented a car and they went out Reykjavik to see the great Northern Lights. Thanks Christo for these amazing pictures.

More pictures

Yo anoche vi una desde el puerto con algún tono azulado, preciosa.

Actualización:
Ya he agregado las fotos de la Aurora Boreal a la galería de fotos, se ve que la otra vez no subieron correctamente.

Publicado en Erasmus en Islandia, Islandia

Me huele a nieve

Leo en diferentes blogs que ha nevado en Alemania, Lausanne, Estocolmo y Finlandia. Asi que teniendo en cuenta que esta noche al ir a Sirkus (se celebraba los cumpleaños de dos alemanes) caía pelusilla de nieve, que hace bastante frío debido al viento que sopla y que ya comprobé que el clima que sufría el Bello Ramón en Oslo lo sufríamos al poco tiempo aquí en Reykjavik no me extrañaría que de aquí al domingo cayera la gran nevada. Personalmente si nieva que nieve bien algo así como 15 cm de nieve esponjosa, nada de 24 horas nevando y luego 2 semanas de hielo que me conozco y me dará pereza y apuro ir a la universidad con el ordenador a cuestas intentando adivinar que lado resbalará menos. Además ya hemos comprobado que el paseo que atraviesa el lago no lo limpian (como sólo los Exchange Students vamos andando o en bici a la uni) y se prepara una pista de hielo muy curiosa. Eso sin contar que en 15 días tengo que coger el avión y no tenía intención de coger un taxi (son muy caros) hasta la BSI que es desde donde sale el fly bus.

Publicado en Erasmus en Islandia, Islandia, Personal

Me han robado

Nunca hasta ahora me habían robado. Hasta anoche que me robaron el monedero con la tarjeta de crédito española, la tarjeta de débito islandesa, el DNI, la tarjeta sanitaria europea, el carnet de la biblioteca, el bono de 10 pases para la piscina, la tarjeta para llamar al extranjero y lo que a mi conciencia materialista más le ha dolido: mi cámara de fotos.

Cuando me cercioné estuve buscando por todo el bar por si alguien había tirado el monedero con los documentos y llamé a la policía (112). Un coche policía (con un perro en el maletero) vino y estuve hablando con ellos en la calle. Apuntaron mis datos y lo que me habían robado y me avisaron que era muy complicado que algo apareciera, si eso el DNI tirado en alguna calle.

Volví a entrar al bar, y pedí los teléfonos para cancelar las tarjetas de crédito. Me dieron el de información (118) y ellos me dieron el teléfono de Maestro europea (5505000) y el de Visa islandés (5252000). Pero aunque tenía cobertura, me daba error de conexión y tenía el GPRS inactivo. Esperé a las 6 a que cerraran para hacer un último repaso de las esquinas del bar y como el móvil seguía sin funcionar cancelé la tarjeta española por Internet (menos mal que pedí en su momento la firma electrónica) como fui incapaz de encontrar la opción en el banco islandés (y eso que estaba en inglés) volví a intentarlo por teléfono que por fin funcionaba.

Esta mañana he ido a la comisaría a poner una denuncia porque un alemán me dijo que el seguro de algunas tarjetas de crédito se hacen cargo de otros robos como el de la cámara. El lunes tendré que ir al Consulado (Hringbraut 98) para ver si me hago otro DNI; a la biblioteca a hacerme otro carnet; al banco a por otra tarjeta de débito y esperar a que me llegue desde España otra tarjeta sanitaria europea y la tarjeta de crédito española. Menos mal que la tarjeta de débito española la tenía guardada porque creía que no la aceptaban y tendré con que pagar.

Asi que creo yo, que salvo hecatombe voy a tener que dar vacaciones a la galería de fotos. Sé que algunas personas se alegrarán porque no les hacía mucha gracia aparecer aunque a la vez se lo pasaran bomba comentando y eso que quien no quiere aparecer no aparece. Confío encontrar algo asequible estas navidades. Tengo mes y medio para buscar en las tiendas on-line.