Publicado en Alojamiento, NYC

Buscar alojamiento en NYC 2.0

Tras la cantidad ingente de información que tenía pensé que en poco más de una semana sería factible encontrar alojamiento en Nueva York. Pero cuando según vas conociendo gente, les comentas tu presupuesto y recibes la misma respuesta: cara de resignación y un «It’s tough» empiezas a olerte que tus expectativas eran muy positivas. Y es que buscar alojamiento en Nueva York es una tarea muy frustrante que consiste en pasar castings.

Una vez revisados todos los links que me dieron me encontré que la mejor por ser gratuita y que más a menudo se actualizaba era Craigslist. Pero he aquí, que NADIE daba su teléfono de contacto. Así que sólo me quedaba la opción de mandar un correo electrónico a cada piso que me interesara contándoles cual era mi situación. Lo guachi que soy, donde trabajaré, por cuanto tiempo y que nunca tendrán problemas de impago porque soy super solvente. Porque ese es otro problema aquí en Estados Unidos en vez del aval bancario lo que existe es una historia de crédito en el que tu banco informa de si has tenido algún problema en tus gastos a crédito. Y claro, como extranjera en Estados Unidos y recién llegada yo no tengo de eso. Así que más de una vez me ha tocado explicarles que vengo gracias al programa Integrants y que el gobierno español me paga en euros (algo que cuando me preseleccionaron en abril era una buena idea, ahora algo menos)

Para «facilitar» más las cosas muchas veces no te daban la dirección exacta. Te decían que estaba en una calle entre varias avenidas para que te hicieras una idea o te llamaban por teléfono para comprobar si les dabas buena espina y entonces darte la dirección. Lo mejor era cuando te hacían llamar otra vez cuando estabas delante del portal porque no querían dar hasta el último momento el número de apartamento o simplemente no funcionaba el timbre de la calle y tenías que llamarles para que así te abrieran el portal.

Llegó a ser tal mi desesperación que llegué a contestar a anuncios que de antemano sabía que iban a ser de poco fiar. Luego pasa lo que pasa, que te piden matrimonio, siempre y cuando yo sea americana (si te casas con un americano en unos meses te conceden los papeles para poder trabajar de forma legal). También tuve que aguantar a una mujer que empezó a llamarme por teléfono con frecuencia para contarme su vida y concertar la cita para enseñarme el piso y conocernos y de la que tuve que desistir porque me agobiaba y porque creo que estaba borracha alguna de las veces que me llamó.  Además había quien te pedía tu nombre en Facebook, website, myspace, una foto, referencias o formar parte del contrato.

Para darle vidilla a esto de buscar casa hay quien organiza lo que aquí se llama open house. Esto consiste en que durante unas horas la casa estará abierta para todo aquel que quiera echar un vistazo. Algunos gestionan un poco el tiempo para que no coincida la gente pero en otros casos no. La mejor de estas open houses fue en una en la que literalmente se organizaba una fiesta. Era un piso de doce habitaciones y además de ver las habitaciones que quedaban libres tenías que interactuar con los habitantes de la casa demostrando el buen rollito que te gastas. Mientras, llegó un repartidor con la cena de alguno de ellos y hasta sacaron cervezas. Además también hay anuncios de tíos que piden menos dinero si te paseas con poca ropa o desnuda cuando ellos te lo pidan o que directamente les encantaría tener «una relación abierta contigo».

El anuncio típico de se busca compañero de piso contiene las palabras  laid-back/tranquilo, que no seas coach potato/no pasar todo el día delante de una pantalla, que no montes un drama por cualquier tontería, no fumador y que seas limpio. Además muchos anuncios buscan a gente que nunca este en casa, que sólo vayas a dormir, que no cocines, no te drogués ni bebas alcohol y no aceptan que tengas visitas o amigos durmiendo. Con estos adjetivos empecé a crearme una imagen del neoyorquino y a falta de profundizar más con ellos hay una que puedo asegurar que no se cumple: la limpieza. No es que te quisieran alquilar cuchitriles que para que parecieran más amplios la cama estaba en una litera superior y debajo tenías la mesa de estudio o que quisieran que compartieras su salón que tenía una cortina para crear intimidad es que en muchos de los casos esa limpieza que exigían brillaba por su ausencia. Además me solía encontrar con cocinas y baños enanos o que no existía el salón ya que en la mayoría de las veces se había convertido en otro dormitorio para conseguir más dinero.  Muchos anuncios suelen describir además la gran cantidad de deli’s y franquicias de dudosa calidad rodean el edificio.

Algunas siglas que me encontraba en los anuncios y que como recién llegada que desconocía Nueva York me costó descifrar al principio.

  • Bway: Broadway
  • W Bway: West Broadway
  • E Bway: East Broadway
  • LES: Lower East Side
  • UES: Upper East Side
  • UWS: Upper West Side

Por último, para mi es muy importante no vivir a más de cuarenta minutos de trasporte público del trabajo por lo que aunque había encontrado el Trip planner de la MTA yo usaba Google Maps con su opción «get directions» de la izquierda (andando, en transporte público o en coche) para no ir a ver alojamientos que estuvieran demasiado lejos del trabajo. Además, usando la opción Street View puedes ver la calle para tener una primera impresión.

Publicado en NYC

Museo Americano de Historia Natural

El pasado fin de semana gracias al amigo del amigo de una amiga conseguí formar parte de una visita privada al Museo Americano de Historia Natural. Resultó que los anfitriones eran investigadores españoles que trabajaban allí. Este museo es enorme y aunque ya lo había visitado anteriormente vi salas abiertas al público en las que aún no había estado.

Ballena azul
Ballena azul

Esta maqueta de una ballena azul de casi 29 metros de largo preside la sala del mundo marino donde no sólo hay peces o estrellas de mar sino también osos polares y pingüinos.

Errata
Errata

Encontramos alguna errata…

Tejados neoyorquinos
Tejados neoyorquinos

Vistas desde el museo
Vistas desde el museo
Desde el museo
Desde el museo

Osos
Osos
Bisontes
Bisontes

Los científicos que estuvieron con nosotros eran paleontólogos y tras enseñarnos y explicarnos diferentes características de varios dinosaurios nos dirigimos a ver el plato fuerte del museo: sus tripas. De camino nos contaron que en los años 20 un científico se trajo una familia de inuits de Groenlandia y como no tenían dinero pues les tuvieron viviendo en lo que en la actualidad está el inventario de paleontología hasta que murieron de tuberculosis.

Fósiles
Fósiles
Pequeño dinosaurio
Pequeño dinosaurio
Dinosaurio II
Dinosaurio II
Dinosaurio III
Dinosaurio III
Hueso fosilizado
Hueso fosilizado
Sangüijuela
Sanguijuela

Una de los científicos trabaja con sanguijuelas.

Laboratorio
Laboratorio
Laboratorio II
Laboratorio II

La verdad es que fue extraordinario que tras ver las replicas que tienen expuestas en el museo poder admirar las piezas verdaderas con las que ellos trabajan.  Hacía tiempo que no recibía una lección de ciencias y fue todo un placer. Como todos los museos que he visitado en Nueva York tiene un gran departamento de educación donde realizan muchísimas actividades.

Publicado en NYC

Año nuevo chino

El lunes de la semana pasada fue la celebración del año nuevo chino. Comenzaba el año de la vaca/buey/toro/bufálo. En el barrio Chinatown de Nueva York lo celebraron pero como era día laboral para buena parte de la ciudad el domingo hubo otra parade.

Bayard & Mott
Bayard & Mott
Carrozas
Carrozas
Bandera china ondeando
Bandera china ondeando
Disparando serpentina
Disparando serpentina
en pieles
en pieles
¿Mafia o alcaldes?
¿Mafia o alcaldes?
Dragón danzando
Dragón danzando
Happy New Year
Happy New Year!
Dragones altos
Dragones altos
Más carrozas patrocinadas
Más carrozas patrocinadas
Programas comunitarios deseando feliz año
Programas comunitarios deseando feliz año
La M se apuntó al desfile
La M se apuntó al desfile
Detalle de Chinatown
Detalle de Chinatown
Farolillos
Farolillos
Recogiendo
Recogiendo

Me llamó la atención la gran propaganda que se podía ver en las carrozas. Todas llevaban publicidad.  Para cerrar la mañana comimos en un restaurante chino muy rico y barato.

Publicado en NYC

Papeles voladores

Al salir del trabajo fui con los fashion victims a una conferencia gratuita. El día anterior nos habían mandado diversa documentación para leérnosla antes de la sesión para así formular las preguntas que quisiéramos. Por la mañana intenté imprimir la documentación para leérmela en el metro pero la impresora me dio error. Al final, hasta esa misma tarde no me la pude imprimir.

De camino a la conferencia llevaba los papeles en la mano mientras me intentaba poner los guantes con tan mala fortuna que se me escaparon de las manos y se me cayeron al suelo. Las hojas estaban sueltas. Como pude intenté recogerlos pero como hacía viento helador empezaron a desperdigarse las hojas. De repente, gente que pasaba por allí empezaron a ayudarme a cazar los papeles. Incluso varias mujeres mayores lucharon por agarrar varias hojas rebeldes. Cuando parecía que no quedaban más hojas a la vista intenté colocarlas mientras esperaba el semáforo con tan mala suerte que una se me escapó y fue a la carretera. Como los coches pasaban la di por perdida pero otro peatón que estaba esperando a que nos diera paso el semáforo entró en la calzada para cogerme la última hoja.

Sólo falta una hoja. ¿Hubierais vosotros ayudado a recoger los papeles voladores de una desconocida? ¿Os llama también como a mi la atención esa cooperación desinteresada?