Publicado en NYC

Sweet bitch

El domingo llegó mi primera garrapata; Farruco para los que estuvieron conmigo en Islandia. Me hace gracia como cuando le veo tras acabar el trabajo me cuenta todo lo que ha visto como si fuera un niño que le cuenta a su madre como le fue en el colegio. Acelerado, alegre y encantado con la ciudad. Ha cogido por costumbre darse un paseo por Central Park antes de adentrarse en algún museo y el otro día mientras perseguía una ardilla con su cámara una voz le llamó por detrás: bitch, sweet bitch. Al principio no le hizo caso ya que la ardilla centraba toda su atención. Cuando por fin se dió la vuelta se encontró una mujer corpulenta de color detrás de unos arbustos. Honey, do you wanna a sweet bitch? fue lo último que escuchó mientras se alejaba. Le he dicho que no sabía que hubiera prostitución en Central Park y que quizás estaba en alguna zona poco frecuentada. Él ha asegurado que había gente haciendo footing tan normal.

Publicado en NYC

Aterrizando en New York

Empecemos por el principio…

Madrid - New York
Madrid - New York

El viaje fue bien largo, ocho horas y media amenizado por un grupo de adolescentes vallisoletanos. Con el típico guaperas, la sabelotodo y el que se lleva las collejas. Este último tuvo la gran idea de llamarme señora. A alguien que lleva una camiseta de E.T. no puedes llamarle señora. Fue tal mi cara que me pidió disculpas. El el aeropuerto de Newark, al menos, al ir a coger un taxi te dicen de antemano cuanto será la carrera más los peajes. De camino a Manhattan, entre los coches vi por primera vez el skyline, bastante impresionante.

Ya estaba en suelo americano y la siguiente prueba era comprobar que la persona que me había alquilado la habitación no era un descuartizador de cadáveres. Como ya me había advertido que era gay sabía que un violador no era. En el taxi me dio por pensar que igual era un chico de color ya que aunque especificó su orientación sexual no dijo su raza y como me han dicho desde España, si me vieran los del kukuxklan estarían muy enfadados. En estas cosas nunca se sabe, pero ya llevo 12 días en su casa y a la media hora ya me dijo que si me ocurría alguna idea para decorar el apartamento que se lo dijera, que se acababa de mudar.

El primer día tras la presentación en el museo (que ya han lavado la cara y no está tapado) decidí cruzar Central Park para así pillar el metro en el lado oeste que es donde estoy alojada ahora. Me equivoqué de senda y mientras me encontraba acabé desayunando fruta fresca de uno de los puestos callejeros en Central Park. En mi defensa diré que días mas tarde me contaron que Central Park está diseñado para perderse para que al que se adentra no le de agobio por seguir siendo consciente de que está dentro una gran ciudad. Además, me encontré con un estanque y con el Strawberry Fields recuerdo en memoria de John Lennon que está al lado del edificio Dakota. Así que como me había encantando el encontrame con sitios que conocía de oídas pues seguí andando para abajo encontrándome con Broadway y sus teatros. Por la tarde cuando fui en busca de hacerme con un móvil prepago me di cuenta que tenía a 10 minutos Times Square y seguí andando para abajo intentando ir dirección a la New York University para buscar en los tablones de anuncios posibles pisos. Pero se ve que sin ID de la universidad no se podía pasar de la puerta.

Guggenheim Museum
Guggenheim Museum
Imagine - John Lennon
Imagine - John Lennon

Al día siguiente empecé a trabajar y aunque intento darlo todo estoy un poco a medio gas ya que me paso todo el día consultando diferentes fuentes para contestar lo antes posible a los anuncios de se busca compañero de piso o subalquilo. Aunque espero dejarlo zanjado este fin de semana. Crucemos los dedos…